Medios de Enseñanza

 

 

Fundamentación del uso de los medios de enseñanza:

El incremento de la información en el mundo, como resultado de la revolución científico técnica, que se caracteriza por un desarrollo vertiginoso de la ciencia y la disminución del período de tiempo entre los logros científicos y su tecnificación e industrialización, conducen a pensar en un aumento de la densidad de los programas escolares. Es decir, la información aumenta y el tiempo para transmitirla dentro de la institución escolar se mantiene constante. Esto representa un problema actual en el que se enfrascan hoy pedagogos de diversos países.

Una vía de solución a este problema es elevar la productividad del trabajo de los maestros y alumnos; por eso, los docentes en todo el mundo manifiestan un gran interés por perfeccionar la enseñanza y elevar su efectividad.

Los métodos y medios de enseñanza adquieren una relevancia especial, porque de ellos se vale el docente para organizar y dirigir el proceso pedagógico. Están determinados, en primer lugar, por el objetivo y el contenido de la educación, que se convierten en su criterio decisivo de selección y empleo. En el proceso docente educativo el maestro tiene una función muy importante y los medios de enseñanza multiplican las posibilidades de ejercer una acción más efectiva sobre los alumnos.

Se ha planteado que los medios de enseñanza son los componentes del proceso educativo que sirven de sostén material a los métodos de enseñanza. Es decir, resulta imposible separar los medios de los métodos.

De todo esto se puede deducir la importancia de los medios de enseñanza para hacer más objetivos los contenidos de cada materia de estudio y, por tanto, lograr mayor eficiencia en el proceso de asimilación del conocimiento por los alumnos y crear las condiciones para el desarrollo de capacidades, hábitos, habilidades y la formación de convicciones: reducen considerablemente el tiempo necesario para el aprendizaje; permiten un mayor aprovechamiento de nuestros órganos sensoriales; se logra una mayor permanencia en la memoria de los conocimientos adquiridos; se eleva la efectividad del sistema escolar; se puede transmitir mayor cantidad de información en menos tiempo; motivan el aprendizaje y activan las funciones intelectuales para la adquisición del conocimiento; facilitan que el alumno sea agente de su propio conocimiento, es decir, contribuyen a que la enseñanza sea activa y permiten la aplicación de los conocimientos adquiridos.

Los medios no solo intervienen en el proceso de enseñanza, sino también son elementos poderosos en el trabajo educativo.

Para aprovechar las potencialidades del alumno, se deben utilizar medios que le exijan un trabajo activo para la comprensión del nuevo contenido y el reforzamiento de lo ya aprendido, integrado en un armónico balance con las actividades de consolidación y fijación del conocimiento por parte del profesor.

El uso adecuado de los medios de enseñanza eleva las posibilidades y la calidad del trabajo de enseñanza y educación de los maestros, perfecciona las actividades cognoscitivas y de asimilación de los alumnos en las diferentes etapas del poceso docente educaivo.

Lugar y papel que desempeñan los medios de enseñanza en el proceso docente educativo. Su utilización efectiva.

La selección de los medios de enseñanza se determina, en primer lugar, por el objetivo y el contenido, y su función dependerá del método utilizado.

Consecuentemente se hace necesario un análisis por parte del profesor al planificar su clase, que permita seleccionar los métodos que deben utilizarse y los medios que resulten más eficaces para transmitir los contenidos de forma objetiva, facilitar su asimilación y encaminar el trabajo para el desarrollo de las habilidades, hábitos y capacidades y la formación de convicciones.

El proceso docente educativo es el resultado de la integración de muchos factores, pero la relación profesor – alumno es uno de los más importantes. Si las condiciones de trabajo son estimulantes, la índole de las actividades variadas y la clase está impregnada por el entusiasmo del maestro, el alumno, por resonancia, alcanzará el máximo grado de motivación. Si a esto se añade que una buena planificación permite disponer de los medios necesarios, la participación activa del alumno estará asegurada.

Un aspecto esencial es el conocimiento operativo del medio, de sus posibilidades máximas de comunicación y de los criterios pedagógicos, higiénicos y económicos para su confección, todo lo cual permite un uso adecuado y un mayor aprovechamiento.

Conocer la teoría de los medios de enseñanza, sus tipos, ventajas y limitaciones, así como las posibilidades de los medios técnicos y las normas para la fabricación de otros, significa para el educador una fuente inagotable de creación que multiplica sus posibilidades profesionales.

Cada asignatura, por su lógica interna y su naturaleza, requiere una metodología particular con enfoques propios tanto de la ciencia madre como de la ciencia pedagógica, los que deben responder a los principios generales de la pedagogía basada en el marxismo leninismo.

Para el cumplimiento de estos principios en el desarrollo del trabajo en el aula, resulta imprescindible un uso adecuado de los medios en cualquier asignatura. Una función fundamental de los medios de enseñanza de las asignaturas consiste en formar y garantizar la mejor asimilación, por parte de los alumnos, de las representaciones, hechos, conceptos, teorías y leyes, y desarrollar las habilidades y hábitos que se recogen en los objetivos de los programas escolares, así como familiarizar a los alumnos con los métodos de las ciencias y los procedimientos para la aplicación de los conocimientos.

Los medios ayudan a resolver las tareas del carácter politécnico de la enseñanza, materializan la relación de la teoría con la práctica y con la vida, expresado en forma concreta, demostrativa, como objeto de estudio y como una importante fuente de conocimientos.

Elementos para la clasificación de los medios:

Existen diferentes clasificaciones de medios de enseñanza, unas atendiendo a sus funciones, otras a sus características morfológicas y aún a otros elementos que definen su identidad.

Es necesario recordar que los medios de enseñanza son distintas imágenes y representaciones de objetos y fenómenos, que se confeccionan especialmente para la docencia: también objetos naturales e industriales, tanto en su forma normal como preparada, que contienen información y se utilizan como fuente de conocimientos.

Convencionalmente el grupo de los medios de enseñanza se dividen en cuatro subgrupos:

Pueden tener su forma normal (animales vivos y disecados, herbarios, colecciones entomológicas y de minerales, máquinas industriales, etc ) o presentarse cortadas en sección, a fin de mostrar su estructura interna.

 

Se confeccionan de forma plana: láminas, tablas, gráficos, guías metodológicas,

libros y cuadernos, etc., así como también medios tridimensionales

representativos, como modelos, maquetas, etc.

Se subdividen en audiovisuales: películas y documentales didácticos sonoros y

videocintas; visuales: filminas y diapositivas; y auditivos: grabaciones

magnetofónicas y en placas o discos.

Pueden ser, atendiendo a su estructura, lineales, ramificados y mixtos.

En este último subgrupo se incluyen los llamados medios de programación y de

control, materializados en las máquinas para enseñar y las destinadas a controlar la

adquisición de conocimientos, así como los libros de enseñanza programada.

También se conoce una clasificación que agrupa los medios de la manera siguiente:

Son portadores de la información en sí mismos, como una película didáctica o un libro.

Sirven a los fines de la experimentación, como la máquina electrostática o los reactivos que entran en un proceso de combinación química.

Incluyen desde las baterías impresas para una evaluación, hasta una máquina electrónica de control.

Son aquellos elaborados para la aplicación de la enseñanza programada y que fueron señalados anteriormente.

 

 

 

Agrupan los simuladores y otros equipos que se emplean para reproducir situaciones que requieren habilidades manipulativas.

 

Criterios generales para la selección de los medios: pedagógicos, higiénicos y

económicos.

Criterios pedagógicos:

Criterios de higiene:

 

Criterios económicos: